Bolsa de Trabajo Contacto
 
 
 

Avanzan reformas a la Ley del Libro

 

 

• Alistan la iniciativa que deroga y reforma disposiciones de la ley

El Universal este 5 de septiembre publicó que luego de varios encuentros, intercambios y foros de discusión con editores, libreros y escritores, ha quedado lista la "Iniciativa con proyecto de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro", que se publicó en la Gaceta Parlamentaria del Senado de la República, se enlistó en la Orden del Día y está a la espera de ser presentada ante el pleno del Senado de la República o ser turnada a alguna de las comisiones para que siga su trámite.

El texto de Yanet Aguilar refiere que la iniciativa propone reformas a los artículos 2, 23, 26 y 27; adiciones a los artículos 11, 23, 28 y 29; y derogaciones a los artículos 15 y 27 es una propuesta de un grupo de legisladoras del Partido Revolucionario Institucional (PRI): Blanca Alcalá Ruiz, presidenta de la Comisión de Cultura; Marcela Guerra Castillo, Graciela Ortiz González, Ana Lilia Herrera Anzaldo y Arely Gómez González.

La propuesta aborda tres temas centrales: ampliación del precio único en novedades para que pase de 18 a 24 meses, registro del precio único ante el CONACULTA y su respectivo ISBN; incorporación de la leyenda "lenguaje o código" además de soporte, para determinar que cuando se habla de libros no sólo tiene que ver con material impreso sino también digital o electrónico; y que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) será el órgano encargado de "proteger y vigilar la venta de libros a los consumidores", instancia que no estaba determinada.

Con dichas modificaciones, la ley permitirá establecer "las bases para que el libro electrónico tenga un tratamiento extensivo al libro impreso en los aspectos generales de la definición establecida por ley", tal como dice el texto, para que no exista duda respecto de que las disposiciones aplican para todos los soportes.

Se designa la autoridad responsable del cumplimiento de la ley, pues su ausencia normativa en la legislación vigente ha posibilitado una "política de descuentos disfrazado por las políticas de oportunidad de venta a precios diferenciados que grandes distribuidores aplican pequeñas librerías y pequeñas editoriales".

 
 
El debate sobre el libro digital
 




 
 

 

• La discusión se dio en el marco del Diálogo ¿Piedra, papel o pantalla?

En el marco del Festival El libro y sus Lectores que organizó el Fondo de Cultura Económica, como parte del festejo por su 80 Aniversario, se llevó a cabo el seminario El libro y electrónico y sus lectores.

En diversas mesas redondas se dieron discusiones que revelan lo complejo que es el proceso del paso del libro impreso al electrónico y sus consecuencias.

La mesa "¿Piedra, papel o pantalla?", en la que participaron Nicholas Basbanes y Michael Bashkar, es una muestra clara del debate en el entorno digital. Basbanes defensor del libro impreso difiere de Bashkar, que defiende la publicación de libros digitales.

"Al final de cuentas, lo digital no es el enemigo, solamente que el papel también merece tener su lugar en la mesa", dijo metafóricamente Basbanes, en la charla dentro del primer día de actividades del Festival El Libro y sus Lectores.

Basbanes es autor de La historia del papel, mientras que Bashkar ha sido editor de libros digitales durante casi una década. Éste último reconoció lo que Basbanes señaló en su participación previa, que el papel moldeó de muchas maneras el mundo moderno. Sin embargo, Bashkar consideró que el papel fue una tecnología definitoria, pero ya no lo es más."Ahora, la pantalla es la tecnología definitoria", expresó.

El editor británico, autor de La máquina de contenido, recordó que, cuando inició con su carrera dentro de la edición digital, la gente creía que su misión era destruir los libros impresos, pero no lo era ni lo es.

"Los libros aún importan. Aunque la era del papel esté terminando, la era de la escritura sigue aquí", comentó Bashkar. Sin embargo, editar sólo en papel es condenar el contenido a un círculo pequeño, aseguró.

Basbanes rebatió apuntando las dificultades que existen en toda publicación digital. "Antes, si alguien quería acceder a un libro, lo único que necesitaba era saber leer. Ahora, si alguien quiere tener acceso a un libro digital, no sólo necesita saber leer, sino tener una computadora y un software adecuado. Es más complicado", dijo.

Bashkar defendió la publicación digital, aunque aceptó que su contraparte tenía razón en ese punto. "Sí, en cierta forma es más complicado pero su fortaleza es la apertura. Nadie es dueño de los medios digitales, nadie es dueño de la pantalla", comentó el británico. La oportunidad del libro impreso es que puede seguir siendo innovando en su contenido y a la vez verse bien, publicarse en un buen papel, tener un buen diseño.

"Aún puede verse bien y seguirá viéndose bien en 500 años". La conversación entre ambos fue moderada por Ignacio Padilla, autor del FCE.

*Con información de Reforma

Y el jueves 4 de septiembre, Andrew Littell, Diego Echeverría, Alejandra Lagunes, Jorge Volpi, Ricardo Cayuela y Alejandro Zenker trataron el tema inevitable en la mesa redonda titulada “Más cerca de lo que aparentan: Los libros electrónicos entre nosotros”.





 
 
     
sa L caption with a link.

 

 

 
 
Cursos
       
Diplomado "Los procesos en la edición de libros"  
       
     
       
       
     
       
       
       
       
       
Bolsa de Trabajo
       
Corrección de estilo y ortotipográfica  
       
  Traducción inglés - español  
       
  Corrección de tesis  
       
     
       
       
       
       
 
 
 
 
Bolsa de Trabajo Contacto Aviso de privacidad
 

Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana
Holanda No. 13 Col. San Diego Churubusco,
Deleg. Coyoacán. México D.F.
Teléfonos: 52 + 55 + 5688-2011 / 5688-2221
contacto@caniem.com