Se espera que para la tercera semana de enero de 2019 se realice un foro sobre el estado de la industria editorial en México, así lo señaló en entrevista para La Crónica, Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), quien también detalló que independientemente de la cancelación de la Reforma Educativa ya están autorizados los nuevos libros que recibirán los niños de educación básica de todo el país de acuerdo con los programas establecidos el sexenio pasado.
Además, Anaya Rosique adelantó que este 2018 la venta de libros en librerías está estimada en 21 millones de ejemplares, equivalente a 4,200 millones de pesos.
"Hemos platicado con las comisiones de educación y de cultura, sobre todo de los diputados; les propusimos hacer el foro Reflexión acerca del ecosistema del libro, a reserva de que le pongan otro nombre; es un foro donde queremos que estén todos los actores, desde el autor hasta el lector para que los legisladores entiendan qué significa la industria editorial y se puedan construir políticas públicas integrales", señaló.
Carlos Anaya Rosique comentó que en el Senado existía un proyecto de modificación a Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, pero con el cambio de legislatura "todo eso se guardó, al igual que la iniciativa de promoción de la lectura en la Cámara de Diputados o nuestra iniciativa de la tasa cero del IVA en librerías".
La intención, añade, es que durante la tercera semana de enero se realice un foro para construir políticas públicas integrales y que permita atender a todos los sectores y las labores que implica el ramo editorial.
Reforma Educativa
Los indicadores del sector editorial privado en México 2017 que presentó la CANIEM el pasado 27 de noviembre en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, contienen un nuevo apartado: una proyección de ventas en librería durante 2018.
"Fueron proyecciones de una auditoría de venta, BookScan, que hace la empresa Nielsen, especialista en auditoría y estadística; inició su investigación en marzo del 2018 a través de las librerías y lograron obtener la información de lo que está sucediendo en la venta de libros en librerías", precisó Anaya Rosique.
El presidente de la CANIEM comentó que el segundo semestre de este año, la zozobra impactó a la industria. "Con las elecciones las personas siempre reservan sus inversiones y a partir de la elección de julio, aunque hay inversiones todavía, aún existen temas por definir, por ejemplo: qué pasará con la Reforma Educativa".
El sector editorial, añadió, trabaja a partir de los programas que el gobierno determina.
"De acuerdo con el programa que había establecido el nuevo modelo educativo, como editores ya tenemos un plan, incluso, con los niños de primer año de secundaria estamos trabajando con los nuevos libros, los libros de segundo año ya están autorizados y se empezarán a producir en enero de 2019, y los de tercer año los presentamos en evaluación", precisó.
El sector editorial, reiteró, responde a los programas que en este momento existen. "Eso consideramos, aunque el nuevo gobierno decida cambiar el modelo educativo indudablemente tendrán que entrar (los libros) porque no se hacen programas de un día para otro, entonces hay que mantenerlos".
También existen programas de lectura para niños de prescolar, primaria y secundaria de los que los editores están a la espera de saber los criterios a los cuales se tendrán que apegar.
CIFRAS 2018
Las proyecciones de este año en ventas de libros hechas a partir de la auditoría BookScan, estiman que se venderán alrededor de 21 millones de ejemplares en el 2018, equivalente a 4,200 millones de pesos con un promedio general de venta al público de 200 pesos.
Los datos auditados, detalla Carlos Anaya Rosique, representan 124 mil 80 títulos distintos, de los cuales, los 500 más vendidos representan el 32.8% de los ejemplares y el 29% de la facturación.
"Después, Nielsen hizo un análisis más detallado y dividió el mercado en sección para adultos, no ficción para adulto, ficción para adulto, libros académicos y técnicos, público en general, libros infantiles y juveniles, y una cantidad sin clasificación", finalizó.
* Con información de Reyna Paz Avendaño / La Crónica

En días pasados, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática presentaron una iniciativa con proyecto de decreto que reformaría el Art. 2-A de la Ley de Impuesto al Valor Agregado, dicha propuesta es un objetivo que la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana ha planteado desde hace varios años y que, podría verse alcanzado durante esta legislatura.
Cabe mencionar que esta iniciativa propone que, las librerías, las cuales no sólo distribuyen libros sino son centros culturales en los que autores y lectores conviven y se apoyan en la difusión del conocimiento, tengan un régimen “tasa cero” respecto al cobro del impuesto al valor agregado con la finalidad de fortalecer la cadena del libro sin aumentar el precio al público, esto con la finalidad de que en México existan más lectores.
Hay que decir, que la iniciativa una vez presentada, fue turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, para su dictamen.
En el mismo sentido, la diputada Annia Sarahí Gómez Cárdenas del Partido Acción Nacional, así como diputados integrantes de su bancada, presentaron la iniciativa con proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, un tema relevante por el que ha trabajado la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.
La iniciativa propone establecer una tasa de “0” por ciento del IVA a la enajenación de libros, periódicos y revistas, lo que significaría que en todas las librerías del país, las personas que causan dicho impuesto, dejarían de trasladar (mediante precios) el monto que supone el pago hoy en día del 16 por ciento de todas las operaciones que celebran con sus distintos tipos de proveedores, pero además, ayudaría a las finanzas de dichas librerías al abrir la posibilidad de acreditar los montos del impuesto a favor, con el objeto de que la instancia fiscal (SAT) le realice devoluciones de ese gasto. Asimismo, define lo que debe entenderse por Librería: establecimiento comercial cuyos ingresos provenientes de la venta directa de libros al público representen cuando menos 90 por ciento del total de sus ventas anuales.
 
Dicha iniciativa ha sido turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público, para dictamen, y a la Comisión de Educación, para opinión, de la Cámara de Diputados.
 
*Con información de la Cámara de Diputados
 

Muy animada resultó la primera gran fiesta de fin de año organizada por Editamos, Centro de Innovación y Desarrollo Profesional para la Industria editorial. A partir de las 17:00 horas del viernes 14 de diciembre, socios de la CANIEM, profesores, alumnos y amigos de Editamos, se reunieron en la sede de la Cámara para convivir, bailar y romper piñatas.
Para Editamos es esencial estrechar relaciones entre los integrantes de industria editorial, siempre buscando acercamientos que fortalezcan a quienes ven en el libro y las publicaciones periódicas un vehículo de desarrollo profesional y personal.
Carlos Anaya, presidente de la CANIEM, aseguró, en su mensaje de bienvenida, que la convivencia harmónica nos hace más fuertes para afrontar los retos de la industria.  Acompañado de Arturo Ahmed Romero, director general de Editamos, dio el banderazo de salida y los invitados arrancaron con el baile.
Luego de la comida y los brindis se rompieron un par de piñatas, lo que resultó en un divertido jaloneo de dulces.
Con esto Editamos cierra un año de consolidación como entidad enfocada a la formación, innovación y recuperación de memoria y generación de estadísticas para la industria editorial y toda su red de valor.
Agradecemos la confianza de todos nuestros colaboradores y amigos.
 

Francisco Alcaraz, jefe de Producción Editorial de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), reiteró el compromiso que tiene esa casa de estudios con el impulso y la producción de literatura, anunciando en conferencia de prensa las bases de los Premios Nacionales de Literatura de la UAS 2018, misma que fue lanzada el pasado 1 de mayo y que cierra el próximo 15 de enero de 2019.
En conferencia de prensa realizada el pasado lunes 10 de diciembre, Alcaraz añadió que la UAS tiene claro su compromiso con la narrativa y los autores, por lo que desde hace años promueve e impulsa, a la par de este premio, los galardones Mazatlán de Literatura y el Premio de Bellas Artes de Literatura Inés Arredondo, además que, actualmente, la UAS preside el Comité Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo, con lo que se hace constar la importancia que el rector, Dr. Juan Eulogio Guerra Liera, le ha puesto a la promoción de las letras, por parte de la universidad.
Los Premios Nacionales de Literatura de la UAS 2018 tienen tres categorías: Novela, Poesía y Dramaturgia, y las bases estarán abiertas hasta el 15 de enero de 2019.
 

El Premio Nacional de Cuento Joven Comala, en su versión 2019, dirigido a escritores mexicanos por nacimiento de hasta 34 años que residan en el país, abrió su convocatoria con fecha límite al 8 de marzo de 2019.
El concurso, cuyo premio económico es de 70 mil pesos y la publicación de la obra, es organizado por la Dirección General de Publicaciones (DGP) de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Programa Cultural Tierra Adentro y la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima.
Los interesados tendrán que enviar antes de la fecha mencionada, un volumen de cuentos en español, obra inédita firmada con un seudónimo, que deberá abarcar de 60 a 100 cuartillas, con tema y formas libres.
Este premio forma parte de las acciones del Programa Cultural Tierra Adentro, cuya función es brindar una plataforma para que los escritores jóvenes de cuento en México, “que son muchos y muy buenos, puedan proyectar su obra”, resaltó Víctor Uribe Clarín, director General de Cultura de Colima.
Agregó que debido a que la Secretaría de Cultura tiene un alcance de difusión muy alto, el libro ganador cuyo tiraje es de 2 mil ejemplares, se da a conocer en todo el país, lo que es una de las partes importantes del premio, además, claro, del premio en efectivo.
Uribe Clarín reveló que, un objetivo más del Premio de Cuento Joven Comala es posicionar a Colima como una entidad amante de las letras, que, gracias a Juan Rulfo, con su obra Pedro Páramo, en donde hace referencia a Comala, ya está inscrita en la literatura universal.
“Hemos impulsado a Comala para que también sea un lugar de encuentro con las letras y la cultura en general haciendo esta alusión a Juan Rulfo. Por ello, este premio nos sirve para que el nombre de Comala y Colima se pongan en la mesa de las letras mexicanas y la gente volteé a ver lo que estamos haciendo en materia de literatura, sobre todo con los jóvenes escritores del estado”.
El directivo invitó a participar en esta convocatoria, la cual, resaltó, es una oportunidad muy importante para difundir el trabajo de creadores que han tenido un nivel muy alto en ediciones anteriores “y yo espero que en esta edición se siga manteniendo el nivel e incluso se supere”.
Por tratarse de la participación de escritores jóvenes, destacó que la mayoría de los temas que se reciben, en promedio de 60 a 70 propuestas, traen temáticas novedosas, con estilos provocadores y experimentales, lo que abre una oportunidad para descubrir estilos y descubrir nuevas propuestas literarias, “esto es lo que hace diferente al Premio de Cuento Joven Comala, que, dicho sea de paso, se inscribe dentro de los 10 concursos literarios más importantes del país”.
 
* Con información de la Secretaría de Cultura
 

Con el fin de tender una red para difundir la obra de los ilustradores de libros para niños y jóvenes en Iberoamérica, Fundación SM y la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara invitan al certamen para editar el 10° Catálogo Iberoamérica Ilustra.
La convocatoria está abierta desde el 28 de noviembre de 2018 y el periodo de registro termina el 26 de abril de 2019, a las 14:00 horas, tiempo de la Ciudad de México.
Los ilustradores podrán participar de manera individual o en grupo con un mínimo de tres y un máximo de cinco ilustraciones inéditas y en serie que conformen una secuencia narrativa consistente y con uniformidad en la que se cuente, por medio de imágenes, una historia con tema libre. Los trabajos no deberán incluir ningún texto y serán evaluados en conjunto.
Los interesados deberán completar la ficha de registro que se encuentra en el sitio www.iberoamericailustra.com, así como incluir una semblanza y las ilustraciones. Cabe señalar que, las imágenes con las que participen no deberán enviarse ni haber sido enviadas a otros concursos que se hayan celebrado antes o que se celebren de manera simultánea, ni deberán estar sometidas a evaluación o dictamen en ninguna editorial.
El jurado estará conformado por profesionales del sector editorial y de la ilustración en Iberoamérica, elegidos por las instancias convocantes, su fallo será inapelable y su decisión se hará pública a más tardar el 31 de julio de 2019.
El ilustrador ganador recibirá un premio económico de 5,000 dólares estadounidenses y realizará una ilustración original para la portada del 10° Catálogo Iberoamérica Ilustra y colaborará con el diseño de la convocatoria de la 11a edición. Todos los ilustradores seleccionados formarán parte de la edición del 10° Catálogo Iberoamérica Ilustra que se dará a conocer durante la 33 Feria Internacional del Libro de Guadalajara.
La convocatoria completa se puede consultar aquí.
 

El documento 4º Encuentro de Librerías y Editoriales Independientes Iberoamericanas “Otra Mirada” reúne las memorias del evento que, con el mismo nombre, se llevó a cabo en Bogotá del 18 al 20 de abril de 2018 en el marco de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo). “Otra Mirada” es una iniciativa de la Librería Cálamo que busca fortalecer los espacios de diálogo y cooperación entre libreros, editores y distribuidores de Iberoamérica. En dicho encuentro se reunieron más de 30 profesionales y especialistas del sector, con igual representación entre mujeres y hombres, cuya experiencia en los diferentes puntos de la cadena de valor del libro destaca tanto en América Latina como en España. Durante estos tres días se discutieron temas como las ventajas de consolidar redes de colaboración; modelos y experiencias para un mercado cultural en la región; las estrategias y retos que afronta la distribución internacional; así como los desafíos de la edición de literatura infantil; además de esos proyectos tan singulares y novísimos que hacen tan diversa a la edición independiente. En esta oportunidad el evento contó con la participación de Acción Cultural Española y FILBo y la colaboración del Gobierno de Aragón y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), encargado de editar este documento.
* Con información de cerlalc.org
 

El pasado miércoles 5 de diciembre, en las instalaciones de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), se impartió el curso de Marketing para editoriales pequeñas y medianas, que organizó y convocó el Centro de innovación y desarrollo profesional para la industria editorial mexicana, EDITAMOS, que impartió la destacada Rachel Maund, directora de Marketability, empresa de consultoría editorial del Reino Unido.
Dicha capacitación ofreció a los asistentes un panorama amplió del mundo editorial en este rubro, a fin de tener el mayor número de elementos que le permitan al asistente definir cómo presentar planes de marketing editorial con presupuesto reducido, por lo que se revisaron herramientas innovadoras para que las campañas de marketing no signifiquen una excesiva carga financiera. Fue así como, en poco más de ocho intensas horas de trabajo, este programa combinó la teoría y la práctica.
Cabe señalar que el marketing editorial es uno de los nodos de la red de valor del libro que representa grandes dificultades, sobre todo para empresas pequeñas y medianas. Al asociar las campañas de marketing a inversiones descomunales, restamos oportunidad comercial a productos editoriales que merecerían mejor suerte.
El taller fue diseñado para ayudar a los editores a calcular el valor de todas las áreas de marketing y presentarlas de forma positiva y profesional, incluso cuando los recursos son limitados. Rachel Maund desarrolló puntualmente el “por qué” y el “cómo” de la planificación y la preparación de los presupuestos, que incluye breves ejercicios para que los alumnos piensen creativamente y enriquezcan sus propias actividades y proyectos de marketing editorial.
Este curso representó una oportunidad invaluable para que los editores asuman la nueva responsabilidad de comercialización dentro de una editorial, especialmente del sector académico, profesional o STM, que son mercados más o menos conocidos que a veces por falta de tiempo no ha sido atendida su planificación.
El curso se lleva a cabo específicamente para satisfacer las necesidades de los editores que trabajan con presupuestos limitados.
Fue así como poco más de 35 asistentes, procedentes de empresas como: Penguin Random House, Ediciones Akal, Con acento latino, Oxford University Press, El Manual Moderno, Planeta, Corda Ediciones, Deheze innovación, Isef, Intersistemas, UAM, Mango Manila, Editorial Macmillan, Palabras al vuelo, Soluciones gráficas, Studio, Caniem, Gedisa, Almadia, Editorial XX, entre otras.   
Los temas que se abordaron en dicho curso fueron: Segmentación del mercado, mix del marketing y cómo se aplican en el mundo real; Actividades y canales clave y su utilización rentable; Establecimiento de objetivos y metas precisas. Elaboración y gestión de un presupuesto; Plantillas del plan de marketing; Obtener lo mejor de los autores y destacar la importancia de los cuestionarios ad hoc; Cómo presentar adecuadamente a los autores planes de marketing eficaces con presupuestos reducidos; Mediación y elaboración de informes sobre los resultados de la rentabilidad de la inversión (ROI).
Marketing para editoriales pequeñas y medianas, representó una oportunidad invaluable para que los editores asuman la nueva responsabilidad de comercialización dentro de una editorial, el curso se lleva a cabo específicamente para satisfacer las necesidades de los editores que trabajan con presupuestos limitados.
 
Rachel Maund
Ha sido docente de marketing en la Book House (hoy Publishing Training Centre) desde 1991, en la Oxford Brookes University y la City University en Londres. Colabora también con la Asociación de Editores de Escocia y la ALPSP del Reino Unido, así como el University College de Londres, al igual que participa en cursos internacionales de marketing con las Asociaciones de editores de Irlanda, Australia y Singapur, la Caniem (2006 y 2017) y el Gremio de editores de Rusia. Trabaja además con editores de Australia, Singapur, Estados Unidos y China. Publica un boletín electrónico mensual (www.marketability.info). Rachel es directora de cursos en Marketability y desarrolla y ofrece cursos “a la medida” para empresas de todos los tamaños y especialidades.
Para conocer los temarios, perfiles de los docentes, procesos de inscripción, costos y descuentos, así como otros informes, del Centro de innovación y desarrollo profesional de la industria editorial, EDITAMOS, favor de contactar a Leticia Arellano, responsable del área de capacitación al teléfono 5604-3294, 5688-2011 ext. 728, o al correo: capacitacion@caniem.com
 

Desde el punto de vista de la estrategia, se puede considerar que la innovación es una forma especializada de la estrategia de diferenciación y le permitirá a la empresa crear y explotar una ventaja que permanecerá cuanto más difícil resulte de imitar su innovación.
El proceso estratégico de la innovación tiene su ancla en la misión, visión y valores de la organización, resultaría absurdo que se propusiesen innovaciones que contradijeran la perspectiva estratégica de la empresa.
A pesar de que en la innovación se requiere de espontaneidad esto no se debe entender como improvisación, el proceso de innovar se puede y debe planear y se debe también crear las políticas empresariales para que el ecosistema generador de innovación surja y se mantenga en todos los niveles de la organización. En este proceso de planeación se debe considerar que la innovación, aunque nazca y se aplique en un ámbito acotado de la empresa, tendrá un alcance general en el desempeño de ésta. Es imperativo entender las necesidades de los consumidores y de qué manera estas serán satisfechas por la innovación aplicada al producto o servicio que la empresa ofrezca.
El proceso estratégico de innovación está conformado por varias etapas:

  1. Auditorías a los procesos y procedimientos que lleva a cabo la organización, al portafolio de productos y servicios que oferta y a los inventarios de insumos y productos terminados, esto permitirá:
    1. Generación de ideas de productos,
    2. Modificaciones a los procesos
    3. Diseño de nuevas estrategias de mercadotecnia o de organización
  2. Selección de ideas.
  3. Creación y prueba del concepto de producto, o prueba de escritorio de los procesos.
  4. Desarrollo de la estrategia de mercado si se trata de productos o de aplicación de los procesos.
  5. Análisis comercial y pronóstico de ventas si la innovación propuesta corresponde a un producto o servicio, análisis de productividad si la innovación corresponde a un proceso o a un procedimiento.
  6. Prototipo y prueba si aplica.
  7. Nombre comercial y publicidad o incorporación al manual de operaciones de la innovación de proceso o procedimiento.
  8. Prueba de mercado si aplica.
  9. Ajustes y retroalimentación.
  10. Lanzamiento o incorporación a la operación de la innovación propuesta.

 
Es indispensable considerar que la innovación no va a provenir de las máquinas ni de los procedimientos, la innovación va a ser generada por la gente que se decidió a cambiar el estado de las cosas.
Que el fin último de la innovación es mantener la competitividad de la organización o ayudarla a obtener una mejor posición en el mercado que sirve.
 

El peligro en el ejercicio del periodismo fue la constante que predominó durante la entrega del Premio Nacional de Periodismo en su XVII Edición, que tuvo lugar en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, en una ceremonia encabezada por el Comité Ciudadano que preside la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), a través de su Rector, el doctor Juan Eulogio Guerra Liera.
El evento contó con la presencia del miembro fundador del Premio Luis Javier Solana, de los integrantes del jurado calificador encabezados por la presidenta, la doctora María Teresa de Jesús Arroyo y con la participación de la reconocida periodista Denisse Dresser quien fungió como maestra de ceremonias.
El Rector de la UAS, doctor Juan Eulogio Guerra Liera, en su mensaje planteó que una característica fundamental de toda nación democrática es el ejercicio pleno de la libertad de expresión, y los mexicanos han logrado avances muy importantes.
“Como Presidente del Consejo Ciudadano al que pertenecemos las instituciones de educación superior y diversas asociaciones aquí presentes, es un verdadero honor poder contribuir a la dignificación y reconocimiento de la labor periodística, nos congratula poder hacerlo pues en el periodismo tenemos un sólido pilar de nuestro sistema democrático, un espacio abierto para la pluralidad, la reflexión y la crítica basada en argumentos”, expresó.
“Los temas hoy comentados son temas comunes: violencia, desapariciones forzadas, exiliados en tu mismo estado o país, plumas fuertes, ligeras y con convencimiento como las de ustedes que no sólo informan a la sociedad, sino que adquieren un compromiso bajo el propio riesgo que tiene la labor de ser periodista, libre, fuerte y con un gran compromiso social”, manifestó Guerra Liera.
Señaló que aún falta mucho por hacer especialmente para brindar mayor seguridad y bienestar a los profesionales de la noticia y de la lente, para que ellos y sus familias vivan en mejores condiciones y con mayor certidumbre en una sociedad que lo mismo asesina a hombres que a mujeres, niños, turistas, maestros, abogados, a médicos y que ha luchado por años en este país por asesinar también a la libertad de expresión.
Indicó que hoy hay un gran ejemplo en los galardonados ya que se combina la juventud con la experiencia por lo que propuso que esas plumas jóvenes deben mantener ese vuelo que han emprendido.
“Como alguien lo dijo, nadie nace periodista, nadie escribe para sí mismo y no hay peor periodista o escritor que aquel que nadie lo lee, hay que trascender con la veracidad y el compromiso de nuestra información, muchos serán itinerantes en muchos medios porque la labor del periodista inicia con la inseguridad laboral, continúa con la inseguridad de su persona y la de la familia y los reconocimientos y los premios muchas veces no les permite poner sobre la mesa lo que la familia requiere”.
Enfatizó que el nuevo tiempo mexicano abre horizontes para el diálogo, la madurez crítica y el activismo social, y debe ser un tiempo para la unidad con el gremio periodístico.
A los premiamos además de felicitarlos a nombre del Consejo, el Rector se refirió a ellos como verdaderos ejemplos de talento, valentía, responsabilidad social, y amor a la patria porque saben que al informar la hacen aún más grande, también felicitó a los medios a los que pertenecen y de igual forma reconoció el trabajo del extraordinario equipo de profesionales que integró el jurado.
Por su parte la presidenta del Jurado Calificador, doctora María Teresa Arroyo Gopar enfatizó que el periodista arriesga su vida diariamente, que los poderes formales y los facticos siempre han reprimido al periodista en su libertad de expresión y habló de la indiferencia de un gobierno que no otorga garantías a quienes lo practican.
“En la mayoría de los casos vive con inequidad laboral al recibir un salario indecoroso, sin prestaciones sociales, arriesgando su vida y enfrentando la violencia y la injusticia que convierten al oficio, que no está reconocido como una profesión, en uno de los trabajos más peligrosos para ejercer en México (…) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se cometieron 47 asesinatos de periodistas, durante el gobierno de Felipe Calderón fueron asesinados 48 más, estas 95 muertes no han sido esclarecidas, permanecen impunes, no podemos permitir que la violencia contra los periodistas continúe”, subrayó.
También la periodista Denisse Dresser expuso que en México ser periodista es vivir vulnerable, ansioso y temeroso sin saber de dónde va a provenir el siguiente golpe o difamación, reclamó y demandó un mecanismo para proteger a periodistas que han tenido la misma suerte que Javier Valdez.
“Cada vez más son los periodistas silenciados, cada vez más se hace presente el puñetazo artero a quienes buscan la verdad, y no solo es el crimen organizado el que ha masacrado con rabia a los representantes del cuarto poder (…) el poder político mata”, dijo.
Señaló que con este evento se hace un homenaje a los periodistas que van por la vida “pariendo historias” y con este Premio la sociedad reconoce su labor.
“Hagamos un tributo esta noche a las manos temblorosas a veces, pero vivas que señalan el silencio obligado, a los periodistas que nos recuerdan con su trabajo el dictum de Javier Valdez: dejar de escribir sería morir, él ha dejado de hacerlo, pero en su nombre su oficio debe seguir”.
El Premio Nacional de Periodismo se entregó en la categoría de Noticia a Miguel Ángel León Carmona del medio informativo La silla rota, por la nota “El campo de exterminio que el gobierno de Veracruz ocultó”; en categoría de Reportaje el premio fue para Julio Daniel Moreno Chávez por “La estafa maestra”, realizado por Animal Político y al que acudieron a recibirlo todos los que participaron en este trabajo.
La categoría de Crónica tuvo como ganadora a Mely Georgina Arellano Ayala por “Mujeres contra la mina”, del medio Lados B; en fotografía ganó Pedro Ramón Mera Olguín por “Sobrevivientes del sismo”, publicado en la Unión de Periodistas, mientras que en la categoría de Opinión se premió al artículo de María Teresa Pastrana Berdejo por “Señores del mecanismo de proyección: ¡ya despierten!”, y en Caricatura ganó Acelo Ruiz Villanueva publicada por El Universal.
En Entrevista el Premio fue para Daniela Edith Rae Gómez con el texto “¿Puedes ver un niño y pensar que no hay futuro?”; y en la categoría de Divulgación de ciencia y cultura ganó Armando Carrillo Lavat con el programa “Ciencia en todos lados”, del Canal 14.
El premio a Trayectoria fue otorgado a José Leobardo Moreles Rebelo, periodista referente en temas de seguridad, narcotráfico y desaparición de personas, fundador de Proceso, ha colaborado en los diarios El Financiero, La Prensa, Novedades y Excélsior y en las revistas Proceso, Contralínea, Zócalo, Este País.
Se otorgaron también tres menciones honoríficas una en categoría Noticia al trabajo “Buscadores en un país de desaparecidos”, coordinado por Daniela Pastrana, entre cuyos participantes se encuentra el periodista sinaloense Marcos Vizcarra; en Divulgación científica a Iván Carrillo por “Fuente de vida” y en Fotografía a Hans Máximo Musielik por “Retratos íntimos de los miles de haitianos atrapados en Tijuana”, publicado por Vice News.
Cabe destacar que se recibieron mil 230 trabajos procedentes de toda la República, algo considerado histórico porque por primera vez hubo participantes de todos los estados, y el Premio consistió en 50 mil pesos, un diploma y una escultura del maestro Juan Soriano.
 

El Ministerio de Cultura de Argentina y el Sistema de Información Cultural de Argentina publicaron la Encuesta Nacional de Consumos Culturales 2017, la cual fue aplicada durante el primer semestre de 2017 a una muestra de 2,800 personas mayores de 13 años residentes en aglomerados urbanos de más de 30 mil habitantes, tomando como base para el cuestionario el de la misma encuesta realizada en el año 2013. En lo referente a la lectura y al consumo de productos editoriales cabe destacar cómo la práctica de la lectura no es indiferente al impacto que ha supuesto la digitalización cultural en los últimos 5 años.
Mientras que la lectura en general en Argentina mantuvo valores estables entre 2013 y 2017, la lectura de libros experimentó un notable descenso, bajando del 57% al 44% la población que leyó al menos un libro. Y, aunque este descenso se puede constatar en todos los niveles socioeconómicos es más agravado en el nivel bajo donde ha descendido cerca de 20 puntos situándose en un preocupante 22%. Con respecto a los no lectores cabe destacar que un 26.5% dijo que antes solía leer pero ya no lo hace y, sobre todo, resulta importante identificar los motivos de la no lectura entre los que sobresale la falta de interés, con un 47.1%; la falta de tiempo, un 22.8%; las cuestiones económicas, un 9.1%; el haber dejado de estudiar, un 8.9%, y los problemas de salud, un 7.4%.
Ese 9.1% de no lectores que afirma que no lee porque ha dejado de estudiar confirma que en Argentina la lectura es una práctica muy asociada a la educación ya que un 70% de los encuestados entre 12 y 17 años afirmó leer al menos un libro durante 2017. Además, igualmente que en el estudio de 2013, los valores más altos de lectura de libros se dan en las edades asociadas a la escolaridad y al estudio universitario. Sin embargo, la media de libros leídos al año, incluyendo a los no lectores, se reduce a la mitad en estos últimos 5 años, 1.5 libros al año; si este análisis lo hacemos sólo con el universo lector, el promedio de libros leídos anualmente también desciende desde 2013 de 6 ejemplares a 4.
En cuanto a los géneros literarios que más leen los argentinos en primer lugar se encuentra la historia (28.1%), los cuentos (24.6%), la novela (24.5%) y las biografías (23.6%). Por otro lado, encontramos paridad entre autores nacionales y extranjeros.
El papel sigue siendo el soporte principal para leer libros en Argentina: mientras que un 43% de la población lo elige como medio de lectura, sólo el 10% lee en formato digital. Con respecto a esta última modalidad de lectura, el soporte más usado para leer libros en pantalla es la computadora. La lectura de libros es el único consumo en el que la computadora supera al celular como dispositivo digital principal.
Por otra parte, el estudio Mujeres en la Cultura: Notas para el análisis del acceso y la participación cultural en el consumo y el mercado de trabajo, realizado por las mismas entidades, revela que de todos los lectores de libros en Argentina el 60% son mujeres y que además son ellas las que participan, de manera mayoritaria, en otros ámbitos relacionados con la lectura, representando un 73% de las personas que participan en las bibliotecas populares.
* Con información de Lorenzo Herrero / publishnews.es

La semana pasada se celebró a la 37ª reunión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Éste es el principal foro internacional para que los gobiernos debatan sobre el derecho de autor y, en particular, sobre las limitaciones y excepciones al derecho de autor para las bibliotecas. Es un lugar donde es posible un cambio importante. Entre otras cosas, la OMPI tiene competencia para adoptar instrumentos internacionales, y el Tratado de Marrakech es el ejemplo más reciente con repercusiones en la labor de las bibliotecas.
La Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA, por sus siglas en inglés) ha trabajado en la OMPI durante varios años para sensibilizar y promover el progreso de las normas que permiten a las bibliotecas realizar su labor en un mundo digital globalizado. En consonancia con un mandato otorgado por la Asamblea General de la OMPI en 2012, la IFLA apoya la elaboración de un instrumento jurídico que ayude a armonizar y actualizar la legislación sobre derecho de autor para las bibliotecas de todo el mundo.
La IFLA sigue insistiendo en la necesidad de un instrumento internacional que armonice y actualice la legislación sobre el tema de los derechos de autor para las bibliotecas de todo el mundo y se compromete a garantizar que los planes de acción conduzcan a un consenso sobre esa solución.
En la reunión anterior del SCCR, los Estados miembros adoptaron con éxito planes de acción sobre bibliotecas, archivos, museos y organizaciones educativas y de investigación. Por lo tanto, la reunión de la semana pasada se centró en los estudios propuestos sobre la forma en que las leyes de derecho de autor afectan a la labor de las bibliotecas.
Tras las declaraciones de apertura, en las que los Estados miembros subrayaron su apoyo a la labor de las bibliotecas, el Comité escuchó cómo el profesor Kenneth Crews, autor de varios estudios de la OMPI, tiene previsto elaborar una "tipología" de excepciones al derecho de autor. Esto promete permitir nuevas e interesantes posibilidades para reflexionar y comparar las leyes vigentes, e identificar áreas de convergencia y divergencia. También será un poderoso recurso para la promoción de las bibliotecas en todo el mundo.
Paralelamente, la IFLA colaboró estrechamente con los delegados para alentarlos a utilizar eficazmente las próximas reuniones regionales, otro elemento de los planes de acción acordados. Estas reuniones ofrecerán la oportunidad de escuchar las experiencias de los bibliotecarios que trabajan sobre el terreno y que tienen que hacer frente a leyes de derecho de autor desiguales, y a menudo obsoletas.
* Con información de Lorenzo Herrero / publishnews.es