El pasado 3 de febrero la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) publicó una carta abierta al presidente de México, en la que se solicita la ratificación de las librerías como una actividad esencial.
El presidente de la CANIEM, Juan Luis Arzoz Arbide, atendió a cerca de 50 medios de comunicación, tanto de radio, televisión, prensa escrita y medios electrónicos, respecto a la situación que han pasado las librerías durante la pandemia de la Covid-19: “El Diario Oficial de la Federación del 3 de agosto calificó a la industria editorial como una industria esencial. Pero el nombramiento tenía fecha de caducidad para el 31 de diciembre de 2020, nosotros peleamos que la esencialidad no tiene que limitarse al tiempo y que sea para todo el país, y no para un estado u el otro, ya que eso limita la adecuada operación y distribución de la cadena del libro”. 
Las librerías son esenciales para la industria editorial: “Son el último eslabón de la cadena del libro: la caja registradora de las librerías es donde se inicia el flujo de dinero en toda la cadena. Tener abiertas las librerías es un espacio cultural, la gente aprecia mucho que estén abiertas. Jamás hay grandes aglomeraciones. Además, debemos recordar que hay millares de familias que están dejando de percibir un salario adecuado. No apoyar a la industria cultural, a la industria editorial, a la industria librera, es ayudar a enterrar el libro, el conocimiento y las oportunidades de convertirnos en un país lector y, por lo tanto, en punta de lanza en todos los ámbitos, social, científico y/o tecnológico”. 
La actual reglamentación sobre los negocios esenciales que mantiene las librerías cerradas contrasta con otros negocios: “por ejemplo, en la Ciudad de México les dieron permiso de abrir a las papelerías, pero no así a las librerías”. Para el presidente de la industria editorial, a mediano plazo el pronóstico puede ser positivo: “Mi apuesta en lo personal es que para junio o julio estaremos casi trabajando normalmente, con ferias presenciales en algunas zonas y librerías abiertas, siempre respetando los protocolos de seguridad sanitaria”.
Por otra parte, la venta electrónica de ejemplares físicos ha crecido durante la pandemia, sin embargo, esto no es representativo frente a la baja de ventas en las librerías: “Ha crecido la venta electrónica, sin llegar a ser importante: ha llegado a cinco por ciento de ventas, pero no contrarresta las pérdidas que ha sufrido la industria”, señaló Arzoz Arbide. El cálculo de la CANIEM en el descenso de ventas en librerías es de entre 22 y 29 por ciento.
Como Cámara de la industria editorial, la CANIEM brinda asesoría a sus agremiados para crear mejores sitios virtuales para la venta de sus títulos. De la venta en páginas web, el presidente de la Cámara recordó el comentario de un editor: “Son novedades lo que más venden en las librerías; en su sitio están vendiendo los libros que son de fondo, del catálogo, que es muy bueno”. Sobre este punto, Juan Luis Arzoz Arbide comentó que el número de portales dedicados a la venta de libros ha aumentado en el monitoreo de la cámara, además de hacerse más funcionales: “Los sitios han mejorado muchísimo, han dado cobertura, publicidad, creo que ha funcionado muy bien si tomamos en cuenta que para muchos antes de abril de 2020 ni siquiera habían explorado el tema de tener un sitio web, y mucho menos las ventas en línea”.
 
Proyectos para 2021
Cabe señalar que el periodo de Juan Luis Arzoz Arbide como presidente de la CANIEM tiene la posibilidad de extenderse por un año más, según lo señalan los estatutos de la propia Cámara, y esto se definirá a finales de marzo próximo, por lo que se tienen proyectados diversos proyectos para este 2021, como “concretar la ley del libro, continuar apoyando a las librerías para que se apruebe en el Congreso la tasa cero, buscar apoyos federales”.
Desde antes de la pandemia la industria editorial mexicana ha visto mermada una de sus fuentes de ingresos, con los recortes a cultura. Frente a ello, hay iniciativas para reactivar la industria, como la compra de acervo por parte del gobierno a editoriales, para nutrir el acervo de las bibliotecas públicas: “Los apoyos del gobierno han estado limitados, estamos realizando propuestas en áreas donde el Gobierno sí puede aportar al desarrollo de la industria. Hay un proyecto: son 7 400 bibliotecas en el país en números redondos, y una de nuestras propuestas es renovar los acervos, revisarlos. Es importante, hacerlo de forma continua da ingresos a las editoriales del país, y las bibliotecas son un espacio de acceso gratuito a los lectores”.
Sobre la actualización a la ley del libro con el precio único, Juan Luis Arzoz agregó: “Ya está en camino, con una votación 104 sobre 104, unanimidad”. Para el presidente de la CANIEM, la extensión de 18 a 36 meses será “Una ayuda para las librerías a mediano plazo. Cambia de 18 meses a 36 meses y que la Profeco sancione cualquier falla en este sentido. La experiencia de otros países es que la gente se autorregula”.
Según los datos de la CANIEM, de 2018 a 2019 el precio promedio por ejemplar en México pasó de $79 a $91 pesos, cifra que supera la inflación. Esto se debe a la dinámica del mercado (como los precios del papel, que cotiza en dólares, por ejemplo), pero una ley de precio único puede influir en que el precio no se eleve tanto: “En países donde está la ley del libro con precio único la inflación (del precio promedio por ejemplar) es menor que la inflación del país, siempre. Esto está comprobado y medido”, finalizó.
 
*Información basada en 115 notas periodísticas derivadas de entrevistas realizadas por los siguientes medios o conglomerados: El Universal, Excélsior, La Crónica, El Heraldo de México, El Sol de México, Milenio, La Razón, Forbes, IMER, MURAL, El Norte, Reforma, ADN Canal 40, Radio Fórmula, MVS Noticias, Aristegui Noticias, Heraldo Radio, Enfoque Noticias, Canal Once, Noticieros Televisa, Foro TV, Radio UNAM, Agencia EFE, La Octava, Grupo Radio Centro, Vibe TV, Aire 105.3 FM, Reporte Índigo, Hora 25 W Radio, SinEmbargo, Radio UDEM Monterrey, El Weso en W Radio, El Informador, Radio Anahuac 1670 AM, Canal 44 Jalisco, Sopitas, AM Querétaro, Así las Cosas en W Radio.