El pasado jueves 16 de agosto del presente año, se llevó a cabo en las instalaciones del auditorio del museo Soumaya la celebración por el vigésimo aniversario del Centro Mexicano y Fomento de los Derechos de Autor (CeMPro).
La conmemoración comenzó con una pequeña introducción en voz de Alejandro Ochoa, quien habló sobre lo que la sociedad ha realizado durante sus dos décadas de existencia, además de recordar sobre los inicios del CeMPro, presentó a algunas de las personalidades más importantes que forman parte de la organización.
La primera en hablar fue la actual presidenta del CeMPro, Lic. Quetzalli del Carmen de la Concha Pichardo, quien dio palabras de agradecimiento a todos los presentes y a todas las personas que han colaborado de alguna u otra manera con CeMPro, permitiendo que siga luchando en pro de los derechos de autor como lo hace hasta ahora. El Ing. Hugo Andreas Setzer, primer presidente del CeMPro, se encargó de mencionar logros importantes realizados por CeMPro, como la colaboración con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM).
Entre los invitados de honor se encontraban, el Director General del Instituto Nacional del Derecho de Autor, Manuel Guerra Zamarro; el Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, Carlos Anaya Rosique, quien hizo énfasis en el hábito de lectura que existe en México, mencionando que es el país número uno en piratería de libros haciendo notar el interés del mexicano por leer; quien también estuvo presente fue el famoso caricaturista Trino Camacho, quien se tomó el tiempo de contar algunas anécdotas curiosas que ha vivido con respecto a la piratería de sus ilustraciones y libros, dejando claro que aunque suene tonto, el hecho de que existan copias piratas de su trabajo hace ver que lo que realiza es bueno y le interesa a la gente.
La ceremonia la finalizó el autor Leopoldo Salvador Mendivil, escritor del best seller “Secreto Vaticano” “Secreto 1910” y “Secreto Biblia”, su obra literaria más reciente, el novelista mexicano, al igual que Trino, mencionó que al ver sus libros en lugares donde hay piratería le deja claro que al público mexicano le interesa y le gusta leer, pero esta consciente de que la piratería es un problema que precisamente CeMPro se ha encargado de ir resolviendo durante estos 20 años.
Fue un evento lleno de aprendizajes, dejando entre ver la labor que ha realizado esta sociedad a lo largo de estos 20 años. El equipo de CeMPro está sumamente agradecido con todas las personas, universidades, editoriales y organizaciones que han apoyado esta noble causa; seguiremos trabajando para que cada año se tenga un progreso en la erradicación de la piratería y el fotocopiado ilegal en México.