Como parte fundamental de la conformación del nuevo Centro de Innovación y Formación Profesional de la CANIEM, el pasado viernes 10 de febrero, se instaló formalmente el Consejo Académico.

El Consejo está integrado por Carlos Anaya Rosique, presidente; Arturo Ahmed, director académico; y los consejeros Julio Sanz Crespo, Sonia Batres Pinelo, Diego Echeverría Cepeda, Jesús Anaya Rosique, César Augusto Pérez Gamboa (consejero externo) y Jorge Mondragón Reyes (consejero externo).

Este grupo de trabajo se encargará de la investigación y diseño del plan de formación continua del Centro de Innovación y Formación Profesional.

El Consejo Académico es uno de los primeros resultados de las labores del grupo de trabajo que se conformó para desarrollar el proyecto del, provisionalmente llamado, Centro de Innovación y Formación Profesional de la CANIEM.

A raíz de la realización del Foro de Innovación y Desarrollo para la Industria Editorial, que se llevó a cabo en septiembre de 2016, se detectaron diversas necesidades que permitieron marcar líneas de acción para modernizar el Centro de Capacitación de la CANIEM y convertirlo en un auténtico foco de desarrollo académico y de investigación.

El Consejo Académico sesionará semanalmente y sus trabajos se desarrollarán en cuatro fases que culminarán en septiembre.

Entre las labores del Consejo destacan “estudiar y decidir todos aquellos asuntos de orden académico y disciplinar que sometan a su consideración el presidente Académico, el director Académico y los directores de unidad académica. De igual manera, adoptar los métodos que se estimen convenientes para facilitar las actividades académicas y de investigación”. Por otro lado, el Consejo propondrá la creación, modificación y terminación de unidades y programas académicos, de investigación y de servicio.

En la sesión de instalación del Consejo se trazaron varias líneas de trabajo sobre las que se pretende desarrollar la labor del grupo. Destaca la necesidad de construir un plan estratégico que tenga como grandes puntales la Beca Juan Grijalbo y el Diplomado Los Procesos en la Edición de Libros, que son los programas más exitosos y con resultados visibles en el día a día de la industria editorial.

Es fundamental –coincidieron los Consejeros– que se parta de la premisa de qué se busca con el Centro, dentro de la filosofía de la Cámara y su función primordial, ante sus agremiados y la comunidad de la red de valor del libro y las publicaciones periódicas.

Este Consejo funcionará con total libertad y sus resultados se integrarán en el plan maestro del Centro de Innovación y Formación Profesional de la CANIEM.