Con el objetivo de ofrecer una experiencia que incluya la promoción permanente del hábito de la lectura, al tiempo de la posibilidad de adquirir libros en diferentes plataformas, la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) lanzó Libros sin fronteras, una página electrónica que apuesta por aprovechar las herramientas de la tecnología para acercar el libro a un mayor número de personas. De acuerdo con Lilia Ponce de León, coordinadora de ferias de la Caniem, el objetivo primordial es establecer un punto de contacto de los diversos actores del libro con los lectores, en donde se conozca la oferta editorial y hasta la información que se produce todos los días acerca del tema; sobre todo, de lo que se trata es de reaccionar frente a una realidad en contingencia.
 
“Sí ha sido una solución para muchos. También depende del trabajo particular que cada uno de los distribuidores, librerías o editores hagan por su cuenta. Nosotros hacemos gran parte de lo que se requiere para que esto se difunda bien, pero ellos también se tienen que preparar para que se difunda su contenido, promoverlos en sus redes, actualizar sus correos entre su base de datos de clientes: tiene que ser un trabajo conjunto”.
 
Con una primera experiencia en las plataformas que sustentaron las ferias del libro en 2020, Lilia Ponce reconoció que la mayoría quedaron satisfechos, más allá de la premura, porque todavía en junio pensaban en la Caniem que las cosas se iban a componer “y en agosto ya estábamos con la primera feria en línea. Hicimos cinco, incluyendo la del zócalo, y este año tenemos cinco solicitudes más para hacerlas sobre la plataforma”. La intención de la plataforma Libros sin fronteras es que la venta de libros sea una consecuencia de todas las actividades organizadas alrededor del fomento del hábito de la lectura, un proyecto que será de largo aliento, que incremente naturalmente el público lector para que, “una vez superadas las restringidas condiciones actuales de venta al público, pueda continuar conviviendo con otras estrategias de comercialización”.
 
“La falta de movilidad social nos hizo reaccionar de una manera y no sólo actuar de una manera reactiva, sino después evolucionar a una propositiva, donde buscamos crear una especie de paseo entre las posibilidades de adquirir y consumir libros. Estamos haciendo un esfuerzo de vinculación entre los generadores de contenidos y los consumidores de contenidos”, destacó Alejandro Ramírez, director de la Caniem. Sin embargo, las ventas en línea no crecieron de manera significativa a causa de la pandemia: del 100 por ciento del consumo en general, el 20 por ciento ya es en línea, pero es demasiado pronto para saber qué parte del comercio de libros se llevó a cabo en 2020, “pero sí nos atrevemos a pensar que ha tenido un crecimiento significativo”. Se espera que la plataforma Libros sin fronteras se ponga en marcha a mediados de abril, ya con toda la información que aporten librerías, editores o distribuidores; hasta el momento se cuenta con la participación de 50, por lo que desde la Caniem apuestan por generar mayor interés en los próximos meses.
 Buy Sneakers | 2020 Jordan Shoes Air Jordan 1 Low White Black On Sale , Idae 2021