En días pasados, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática presentaron una iniciativa con proyecto de decreto que reformaría el Art. 2-A de la Ley de Impuesto al Valor Agregado, dicha propuesta es un objetivo que la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana ha planteado desde hace varios años y que, podría verse alcanzado durante esta legislatura.
Cabe mencionar que esta iniciativa propone que, las librerías, las cuales no sólo distribuyen libros sino son centros culturales en los que autores y lectores conviven y se apoyan en la difusión del conocimiento, tengan un régimen “tasa cero” respecto al cobro del impuesto al valor agregado con la finalidad de fortalecer la cadena del libro sin aumentar el precio al público, esto con la finalidad de que en México existan más lectores.
Hay que decir, que la iniciativa una vez presentada, fue turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, para su dictamen.
En el mismo sentido, la diputada Annia Sarahí Gómez Cárdenas del Partido Acción Nacional, así como diputados integrantes de su bancada, presentaron la iniciativa con proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, un tema relevante por el que ha trabajado la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.
La iniciativa propone establecer una tasa de “0” por ciento del IVA a la enajenación de libros, periódicos y revistas, lo que significaría que en todas las librerías del país, las personas que causan dicho impuesto, dejarían de trasladar (mediante precios) el monto que supone el pago hoy en día del 16 por ciento de todas las operaciones que celebran con sus distintos tipos de proveedores, pero además, ayudaría a las finanzas de dichas librerías al abrir la posibilidad de acreditar los montos del impuesto a favor, con el objeto de que la instancia fiscal (SAT) le realice devoluciones de ese gasto. Asimismo, define lo que debe entenderse por Librería: establecimiento comercial cuyos ingresos provenientes de la venta directa de libros al público representen cuando menos 90 por ciento del total de sus ventas anuales.
 
Dicha iniciativa ha sido turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público, para dictamen, y a la Comisión de Educación, para opinión, de la Cámara de Diputados.
 
*Con información de la Cámara de Diputados