Las librerías de barrio se dibujan como un proyecto de gestión cultural que busca acercarse a la gente, hacerse eco de su cosmovisión y solidarizarse con sus necesidades sociales y culturales. Multiplicar las librerías independientes, las librerías de barrio, como una creciente red interconectada con una misión compartida, debe ser un objetivo estratégico de nación. Todo barrio debe contar con una librería. Y toda librería debería contar con mecanismos para ofrecer, independientemente de su tamaño, toda la bibliodiversidad disponible.
Ésta es la razón de ser de la Red de Librerías Independientes (RELI), que nació con la firme idea de convocar a autores, editores y lectores a festejar el libro y la lectura. Reunirse en torno a este mágico objeto contenedor de conocimiento llamado libro, y contagiar a más personajes conocidos por su amor a los libros denominados libreros, para que así, el día de mañana, sean cientos de libreros más distribuidos en todo el país los que ofrezcan buenas y grandes lecturas desde sus librerías a fin de contribuir a la construcción de una sociedad de lectores.
Claudia Bautista, una librera con más de doce años de experiencia, y presidenta de la Red de Librerías Independientes, la RELI, platicó con Jorge Iván Garduño, coordinador de Comunicación de la CANIEM, para dar a conocer más acerca del trabajo que esta comunidad de librerías independientes realiza, así como sus alcances, objetivos y las políticas públicas que impulsan en favor del ecosistema del libro mexicano.
Jorge Iván Garduño (JIG): Muchas gracias, Claudia, por aceptar esta entrevista. Para iniciar, y para quienes no conozcan la RELI, platícanos ¿qué es la Red de Librerías Independientes?
Claudia Bautista (CB): Gracias, Jorge. La RELI es una agrupación, es una asociación, es una comunidad, entre todos los que la integramos decidimos ponerle RELI, que agrupa a libreros independientes de México. Actualmente somos 37 librerías independientes y lo que buscamos es tener una comunidad que se fortalezca al interior con diferentes estrategias, con diferentes tácticas. Tenemos un canal de comunicación que nos permite ver, si alguien busca un libro en una ciudad, ver qué otro compañero lo puede llegar a tener, desde cosas tan sencillas como ésta, o bien cómo buscar profesionalizarnos, cómo buscar apoyos conjuntos de la iniciativa público-privada, y también algo importante es el sentirnos acompañados en este oficio. Realmente creo que hacía falta un grupo como la RELI donde nos sintiéramos cobijados y en contacto con otros emprendedores que comprenden y comparten las problemáticas, con lo que podemos hacer una retroalimentación para buscar soluciones conjuntas. Y, por otra parte, la RELI también busca incidir en políticas públicas, es decir, que la voz de los libreros sea directamente escuchada y pueda ser tomada en cuenta por todos aquellos que toman decisiones para el mejoramiento de nuestro trabajo, de nuestros espacios.
JIG: ¿Cuántos socios son actualmente y cómo puede uno formar parte de la RELI?
CB: Somos 37 y formar parte de nosotros es muy sencillo, es un procedimiento que nosotros mismos hemos instaurado para asegurarnos de que las personas que entren, los libreros que formen parte, se vean beneficiados con las acciones que realizamos. Digamos que el procedimiento inicia cuando el interesado envía un correo a relisocios@gmail.com y una parte de los compañeros, que son la parte de administración, revisa la solicitud y luego nos ponemos en contacto con el interesado, y empezamos una serie de trámites muy sencillos para asegurar que sea pronta la incorporación a la red.
JIG: Estamos viviendo una pandemia, en la que infinidad de negocios e industrias estamos padeciendo. ¿Cómo les está afectando esto a los libreros y qué acciones han realizado o están llevando a cabo en estos momentos?
CB: Ha habido un gran despliegue de creatividad de parte de los compañeros libreros. La mayoría de nosotros hemos implementado, por ejemplo, el envío a domicilio, aquí en provincia, no sé si en otras partes de México, aquí en Xalapa se acostumbra mucho el empleo de radio taxis por ejemplo, y yo me imagino que en otras ciudades es a través de moto o incluso los mismos libreros utilizan sus propios vehículos para llevar los libros, y también hemos tratado de mantener al público cerca a través de presentaciones y de charlas, algunos compañeros han abierto sus tiendas en línea y experimentado en esta transición cómo es vender mediante estos canales. La verdad es que no ha sido fácil, como tú bien lo dices, ha habido una migración hacia las compras a través de las grandes plataformas, en donde la gente está habituada a comprar y donde se ofrecen garantías de que el producto llega muy rápido y con devoluciones puntuales, y además de grandes descuentos y envíos gratuitos, y esto desafortunadamente como librerías pequeñas no lo podemos cubrir. Por lo que hemos tenido que valernos de otras estrategias, por ejemplo, hay algunas librerías que abren por medio de citas y con ello disminuyen el riesgo. Hay otras que están abiertas totalmente, pero con todas las medidas de higiene posibles, y lo que nosotros hemos hecho como RELI es impulsar nuestra propia plataforma, una plataforma en común, donde estamos experimentando, aprendiendo nosotros mismos, ya que somos quienes diseñamos nuestros banners, quienes hacemos la selección de títulos que se exponen ahí, quienes les damos atención y seguimiento a los pedidos que van pidiendo los lectores, entonces de cierta manera hemos tratado de presentar la labor del librero de barrio a través de estas interfaces que en ocasiones son poco personales. Todavía estamos aprendiendo porque la verdad es otro tipo de venta, otro tipo de dinámica que nosotros desconocíamos, pero sabemos que de ahora en adelante y aunque la pandemia se termine, este tipo de comercialización va a seguir, por lo que queremos seguir aprendiendo mejores tácticas y técnicas en esta modalidad híbrida de comercialización, con nuestros espacios en primer lugar y después a través de las plataformas digitales. 
JIG: Entonces, la plataforma de la RELI, donde participan todos sus socios, es www.libreriasindependientes.com.mx; en ella los lectores pueden consultar sus fondos editoriales y realizar compras directas, ¿estoy en lo correcto?
CB: Exactamente. Lo bueno de la plataforma es que el comprador puede elegir la librería a la que le quiere comprar el libro, así que puede beneficiar a la librería de su barrio, de su ciudad, o puede beneficiar a cualquier otra librería del país, a sabiendas de que este sistema está respaldado por una empresa con la que tenemos una alianza que nos permite garantizar compras seguras en internet y de logística para entregas, esta empresa es Librerías El Sótano, y a pesar de que no tenemos descuentos adicionales, muchas personas se identifican con la causa de la Red, por lo que quieren sus libros a través de nuestra plataforma.
JIG: Hace un momento mencionabas el tema de incidir en políticas públicas, ¿en qué tipo de políticas públicas están trabajando y si se han acercado a otros organismos de la industria editorial para lograr un mayor peso?
CB: La bandera de la RELI desde que inició hace más de dos años fue el impulso al precio único del libro, esto, como tú sabes, hace poco se destrabó luego de estar detenido por varios meses, lo que para nosotros fue una muy buena noticia, lo que ahora nosotros queremos avanzar es en el precio único permanente, y es ahora el principal objetivo de políticas públicas de la RELI, pero no solamente eso, porque sabemos, y nos hemos dado cuenta a través de asociaciones en otros países, que el precio único no basta, digamos que es una parte muy importante, esencial de todo un conjunto de políticas y medidas que pueden alentar el crecimiento, la permanencia, la multiplicación de librerías, pero no es la única, entonces hemos conversado con diputados, hemos conversado con funcionarios de otros niveles para plantearles desde nuestros espacios en los que habitamos, en los que laboramos día a día, con el que sostenemos a nuestras familias, qué es lo que nosotros necesitaríamos para que estos lugares prosperen, entonces hemos hablado de profesionalización, hemos hablado de tecnología, hablamos de paquetes mucho más completos, también en su momento apoyamos esta iniciativa de la tasa cero, que es un tema importante y que se adeuda desde hace años de parte de nuestras autoridades. Asimismo, tiene poco tiempo, apenas en diciembre pasado, que dimos a conocer la Red Latinoamericana de Librerías Independientes, la RELLI, en donde conjuntamente con los compañeros de Chile, Argentina y de Colombia, estamos también pensando, imaginando, intercambiando impresiones respecto a las políticas públicas que funcionan dentro de sus países, y la forma en la que esas experiencias nos pueden servir para solicitar, para incorporar medidas de política pública también en nuestro país que sirvan para los libreros mexicanos.
 JIG: Sé que todavía existen algunos libreros que aún no comprenden la importancia de apoyar e impulsar políticas públicas como el precio único del libro, ¿nos podrías explicar la importancia y relevancia que tiene esta ley para los libreros y cómo funciona?
CB: Sí, Jorge, efectivamente hay mucho desconocimiento, y voy a hacer una revelación…
 
Accede a la entrevista completa en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=sZI4Cu8nMZA&t=10s